Reciclaje y medio ambiente en Desguaces Salamanca



¿En qué consiste el reciclaje de coches?


Nuestro mayor compromiso adquirido con el medio ambiente es que todos y cada uno de los vehículos que gestionamos pasen por un exhaustivo proceso de descontaminación y puedan ser reutilizados.

Una vez que el vehículo es dado de baja en la Dirección General de Tráfico (DGT), entra al desguace y es registrado meticulosamente. Tras el primer registro, pasa a la planta de descontaminación, la cual dispone de pavimento impermeable y sistema de recogida de derrames en donde se retiran los líquidos contaminantes tales como los líquidos de freno, batería, gases tóxicos, etc.

Tras la retirada de los líquidos nocivos, éstos se introducen en contenedores adecuados para que los gestores autorizados procedan a retirarlos.

Después de este proceso de descontaminación, el vehículo ingresa al despiece en donde todas las piezas que puedan ser reutilizadas por otros coches de desmontarán y descontaminarán para ser vendidas como recambios de segunda mano. Las que no puedan ser reutilizadas, se desecharán como residuos no peligrosos y almacenarán por separado según su naturaleza.

Gracias a estos procesos, los desguaces han pasado de ser basureros o cementerios de coches para convertirse en centros de reciclaje. Un coche puede ser reutilizado en un 95%.

Además, todos los desguaces colaboradores de Desguaces Salamanca cuentan con su respectiva certificación que los acredita como Centros Autorizados de Tratamiento (C.A.T.) y cumplen con las normativas medio ambientales vigentes.


Reciclaje y medio ambiente en Desguaces Salamanca